Si desea sentirse pasajero o capitán, las oportunidades de navegar por el Canal del Mediodía son muy variadas.

Las compañías de cruceros le permiten embarcar durante una hora, media hora o una jornada completa. Suba a bordo y relájese, ¡tan solo céntrese en disfrutar de las vistas!

Si tiene alma de navegante, pero solo en agua dulce, opte por el alquiler de un barco eléctrico y suba a su familia o a sus amigos, ¡usted es el único capitán a bordo!